El pavimento de «hormigón arquitectónico» o de «grava lavada» no es otra cosa que un pavimento «tradicional» de hormigón transitable o no a diferencia del cual, a través de un tratamiento «desactivador» específico, se destacan los áridos que lo componen en el interior.

De esta manera se conjugan las ya indiscutibles propiedades del hormigón (resistencia a la compresión, fácil formabilidad, disponibilidad de materias primas en el sitio, etc.) con un rendimiento estético valioso y de calidad que se integra a la perfección en el entorno, al ser muy similar estéticamente a los colores de una piedra. Por estos motivos es muy apreciado por los diseñadores y por los clientes en los casos en que no se aceptaría el hormigón «normal».

A modo de ejemplo: plazas, parques infantiles, zonas con limitaciones arquitectónicas, rehabilitación de caminos, carriles bici, construcción de viviendas, etc.

EL MEJOR COMPROMISO ENTRE
PRESTACIONES, ESTÉTICA,
DURABILIDAD Y PRECIO.

FLOORTECH PRERIT es una tecnología de bajo impacto medioambiental relativa a la ejecución de pavimentos de hormigón elaborado mezclando «simplemente», con la cantidad correcta de agua: cemento (gris o blanco), guijarros de río, piedra natural o mármoles finos granulados, óxidos de hierro colorantes (en su caso), fibras de polipropileno multifilamento (READYMESH PM 180) y una mezcla especial de aditivos mejoradores de las prestaciones del hormigón final (PRERIT COMPOUND).

Después de la desactivación de la superficie mediante el desactivador específico PRERIT SOLUTION y una vez endurecido, el pavimento será tratado con soluciones específicas consolidantes e idrorepellenti (QL NANO LITHIUM SALT RESISTANT).

La «grava lavada», llamada también «guijarro lavado», es una solución práctica y duradera, ideal para realizar superficies exteriores elegantes, de gran efecto y con un coste reducido. Sus propiedades mecánicas, estéticas y de durabilidad son realmente destacables. El efecto antideslizante, incluso justo después de una lluvia abundante, lo hace perfectamente seguro, higiénico y adecuado. Es un compromiso extraordinario entre prestaciones, resultado estético, durabilidad total y precio de ejecución respecto a cualquier otro pavimento para exteriores existente en el mercado.